BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

sábado, 4 de diciembre de 2010

Estoy junto a tí...

Entré a casa rápidamente. Fui a mi habitación subiendo las escaleras de dos en dos y creo que en alguna de tres, con una gran sonrisa en mi rostro. Abrí el armario y comencé a buscar, entusiasmada, algo que ponerme para esta tarde.

¡No sabía con que vestirme! Me estaba poniendo nerviosa. ‘’ ¿Qué hago?’’ Pensé.

Si, sé que estoy siendo muy exagerada pero tenía que estar perfecta-si es que podía-pero al menos, estar bien. Había quedado con él y solo hace poco tiempo que nos habíamos conocido. ¿Dónde me llevaría ahora? ¿Qué pasaría? ¿Por qué se comportaba de esa forma tan dulce conmigo? Tenía muchas preguntas más pero fueron interrumpidas porque comencé a montarme una película en mi mente. Sonreí como una tonta enamorada y cuando desperté me apresuré en ducharme y comenzar a alistarme para está tarde.

Después de haber dejado todo mi cuarto desordenado y al fin haber encontrado un conjunto que podría quedarme bien, cogí mi neceser y corrí a la ducha.

Sé que demoré un buen rato allí pero no quería salir, sentir el agua caliente caer por mis hombros me relajaba bastante.

Salí, con esfuerzo, de la ducha y me apresuré en vestirme.

Había cogido un pantalón negro, una blusa blanca con un logotipo rojo, una chaqueta negra por encima y mis bailarinas rojas; apenas y me maquillé, me vi. un poco mas en el espejo y salí del baño.

Me puse a ordenar la habitación y oí el timbre de la puerta; metí rápidamente algunas prendas en el armario y bajé corriendo, literalmente.

Abrí la puerta como si nada, y lo vi., tan hermoso como siempre.

Esos ojos verdes que me encantaban, ese pantalón negro que conjuntaba con el mío y esa camisa de color azul marino que le marcaba su cuerpo, le queda tan maravillosa mente bien que intente no hiper ventilar.

Carraspeó y yo enseguida desperté y deje de babear ‘’Espero que no se haya dado cuenta’’ pensé. Pero al mirarle el también se había quedado mirándome y al parecer carraspeo para despertarse así mismo ’Deja de pensar cosas que no son Allie’’ me dije a mi misma.

Le dediqué una de mis mejores sonrisas.

-Hola Cri…-Y no me dejo terminar ya que se abalanzó hacia mí dándome un gran abrazo y un beso fuerte en la mejilla.

-Estás preciosa-comentó con una gran sonrisa en su rostro.

-Hola Cristian-apenas y pude articular palabra pero me esforcé para que no sonará temblorosa mi voz- tu no te quedas atrás-dije. Mi voz sonó más convincente. El me miró una vez más, se acerco a mi, volvió a cogerme de la barbilla pero a un centímetro de mis labios se alejo y medio un beso en la frente.

-Es muy bonita tu casa-comentó mirando por encima de mi cabeza, ignorando completamente lo que acaba de suceder.

-Bueno, si quieres pasa y nos tomamos algo antes de que nos vayamos-intenté parecer también indiferente, como él.

-Claro, no hay prisas-me hice a un lado y le deje pasar, al cerrar la puerta detrás de mí respire profundamente.

-¿Y tu madre?-preguntó al cerciorarse de que no había nadie en la casa.

-Charlotte regresará, tal vez hoy o mañana.-respondí con un tono de voz enfadado.

-¿Dónde está?-preguntó. Intente no mirarlo a la cara y mientras le servia un vaso de zumo le respondí:

-Trabaja, es una modista muy famosa-respondí indiferente.

-Cierto!, Ahora sé porque tu apellido se me hacia tan conocido. Simmom’s- pronuncio mientras bebía el zumo-Gracias-yo asentí. Después abrió los ojos como platos, dejo el vaso a un lado y dijo:

-Lo siento, no quise que entraras en una situación incomoda, perdón, no me había dado cuenta.-Se disculpó. Por un rato no entendí nada pero luego si.

-No importa. Soy adoptada, ya está. No se porque a la gente le da lastima los niños adoptados. ¿Tienen que darles pena porque piensan que nunca han conocido a sus padres, o porque tal vez no tiene familia porque esta muerta, o porque les ha tocado la gran mala suerte de tener como madre a una mujer que te odia con todas tus fuerzas y por eso te abandonó? No hay que tratar de adivinar el pasado de alguien adoptado, ellos ahora viven mejor y tienes una familia que les quiere. La verdad que no hay por que tener lástima, la mitad de esos niños sonríen. Por algo pasan las cosas. Yo ya estoy acostumbrada. Fui una hija no deseada y ahora estoy en este tormento de vida, el ser adoptada no me importa en absoluto, estoy mejor sin ver a mi verdadera madre si se le puede llamar así. Charlotte siempre pasa viajando y por lo tanto no hemos tenido mucha comunicación pero agradezco de gran manera que me haya adoptado, que no pase tiempo conmigo, no importa. Estoy acostumbrada a pasar sola. Así que, no hay por que decir ‘’lo siento’’. Apreté el vaso que tenia en mis manos eh hice un puño con la otra,

Miré el suelo durante un momento. El silencio se apoderó de la habitación. Intenté controlar mis lágrimas así que cerré los ojos fuertemente. Sin que él se diese cuenta.

Se acercó a mi y me dio un fuerte abrazo, el mejor de todos los que me habían dado en la vida. Lo necesitaba. Sentí su calido cuerpo, y su perfume que intente memorizarlo, su corazón latir a un ritmo que empezaba a acelerarse. Me acaricio el pelo, yo le abrasé. El me levanto la barbilla, me miro a los ojos, poso su frente en la mía. Después de darme un beso en la mejilla se acerco mi oído y susurró:

-Je suis près de toi-su voz sonó tan suave. Me sorprendí por la frase, sonreí y comencé a llorar pero no de tristeza,.

-Lo sé.- escondí mi rostro en su pecho; cogió mi mano he hizo que entrecruzáramos los dedos ,y luego, llevo mi mano hacia su corazón.

-Tranquila, estoy junto a ti..

1 comentario:

Lune* dijo...

QUé bonito :D
Me ha encantado, en serio!! :D
Que bien que escribas, te echaba de menos^^
Lune*